Economía

Más de 1500 euros por esta moneda de 2 euros: lo que la hace especial para los coleccionistas

La afición a la numismática, es decir, la colección y estudio de monedas, está en constante crecimiento. Cada día son más las personas que se interesan por este fascinante mundo y buscan piezas únicas y valiosas para añadir a sus colecciones. Entre las monedas más destacadas y codiciadas en el mundo de la numismática se encuentra la moneda de 2 euros de Mónaco, considerada como “la joya de la corona de la colección de monedas conmemorativas”.

Esta moneda, conocida como “la moneda de Grace Kelly”, fue puesta en circulación en el año 2007, con motivo del 25 aniversario de su fallecimiento. Solo existen 20,000 ejemplares de esta moneda, lo cual la convierte en una pieza extremadamente exclusiva y valiosa. De hecho, su valor en casas de subastas digitales y físicas supera los 1500 euros.

La moneda de 2 euros de Mónaco es considerada única y valiosa por varias razones. En su reverso se puede apreciar el perfil de Grace Kelly, rodeada de las doce estrellas de la Unión Europea. Además, en la cabellera de Grace Kelly se encuentra la firma del diseñador de la moneda, Roger Bertrand Barón. Estos detalles la hacen especialmente atractiva para los coleccionistas.

Es importante mencionar que el estado de conservación de la moneda es fundamental para determinar su valor. Si la moneda nunca ha circulado y se encuentra en buen estado, su valor puede llegar a los 3000 euros. Además, las monedas conmemorativas y escasas suelen tener un mayor valor en el mercado de la numismática.

Por otro lado, el material en el que están acuñadas las monedas también influye en su valoración. En el caso de la moneda de 2 euros de Mónaco, está acuñada en una aleación de cuproníquel, lo cual le otorga un aspecto brillante y llamativo.

READ  #Videos Grandes líneas a la venta en Best Buy a pesar de la pandemia

En conclusión, la moneda de 2 euros de Mónaco, conocida como “la joya de la corona de la colección de monedas conmemorativas”, es una pieza única y valiosa en el mundo de la numismática. Su exclusividad, diseño especial y escasez la convierten en una pieza codiciada por los coleccionistas. Si tienes una de estas monedas en buen estado de conservación, podría valer hasta tres veces más que una moneda normal. No cabe duda de que la numismática sigue siendo una afición apasionante y llena de sorpresas.

Angelica Bracamonte

"Incurable food practitioner. Friend of animals everywhere. Internet specialist. Pop culture nerd."

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba