Economía

México: ¿recuperar la soberanía perdida… en España?

España y México han tenido relaciones difíciles desde la adhesión de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) a la presidencia en diciembre de 2018. Estos informes han dado un giro muy complicado en las últimas semanas, con motivo de las celebraciones patrióticas mexicanas celebradas en cascada. .

El 24 de julio México rindió homenaje a la memoria del “Libertador” sudamericano Simón Bolívar y el 13 de agosto a los “indígenas” derrotados por la conquista española. 24 de agosto de 200y aniversario del Tratado firmado en Córdoba sancionando la derrota del virrey español, y el 28 de agosto de 200y aniversario de la independencia de Chiapas, fueron blanco de manifestaciones en presencia del Jefe de Estado. Finalmente, el 27 de septiembre se dedicó una jornada solemne al recuerdo de la entrada a México en 1821 de las tropas del general criollo Agustín de Iturbide, quien tras cambiar de bando, proclamó la independencia y la creación de un Imperio.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, recibió en estas diversas ocasiones a delegaciones de muchos países extranjeros, tanto americanos como asiáticos y europeos. Con la excepción de España. Solo asistió el embajador, asegurando un protocolo mínimo. Además de estos hechos difíciles de vivir para la antigua potencia colonial, su contexto de conflicto revivido voluntariamente, ¿permitieron que Madrid estuviera presente?

El consejero delegado mexicano, de hecho, ha pedido públicamente a España desde que asumió el cargo en 1Es Diciembre de 2018, para disculparse por colonizar México en 1521. Escribió al rey Felipe VI en 1Es Marzo de 2019 para pedir perdón público. Informó en varias ocasiones, con pesar, que no había recibido respuesta suya: en noviembre de 2019, en agosto y en septiembre de 2021.

READ  Mercenarios, anarquistas y bandidos de Eric Taladoire en revolución: la experiencia mexicana

El presidente del Gobierno español, el socialista Pedro Sánchez, viajó a México los días 30 y 31 de enero de 2019 para tomar contacto con un Jefe de Estado que no viaja al exterior: una contraparte que también es diputada. Una formación de izquierda, MORENA (Movimiento de Regeneración Nacional). También vino a agradecer a México por haber acogido, al final de la Guerra Civil española, a unos 25.000 refugiados republicanos. Este contacto bilateral, sin embargo, no fue seguido. España, después de vacilar, estaba en una posición de espera.

Visto desde otro lugar, la perpetuación de estas luchas tiene un lado inusual. La responsabilidad de los españoles de hoy por hechos que se remontan a quinientos años no es evidente. Más aún en México, como en otras partes de América Latina, la independencia fue el resultado de criollos de origen español que perpetuaron la marginación de las poblaciones indígenas y africanas. A excepción de Benito Juárez, desde Agustín de Iturbide hasta AMLO, todos los jefes de Estado mexicanos fueron y son de origen europeo. La madre de AMLO es hija de un emigrante republicano español nacido en Santander. Lejos de ser herederos directos de los aztecas, los mexicanos de hoy son mestizos, como su presidente.

¿Por qué entonces, en tal contexto, este implacable anti mexicano gachupin[1] ? Sobre todo porque las restricciones actuales que pesan sobre México, sean económicas, migratorias, políticas, sanitarias o de seguridad, claramente no son españolas. Son estadounidenses. Además, casi el 50% del territorio mexicano fue anexado entre 1846 y 1853 por el vecino del norte. A pesar de estas realidades históricas como la actual, el único viaje al exterior que hizo AMLO, nacional en principio, fue un viaje a Washington para reunirse con el candidato presidencial Donald Trump unas semanas antes de las elecciones presidenciales.

READ  Amazon podría ser el salvavidas de Oxxo gracias a esta alianza

La agenda exterior de México está sujeta a los deseos de Washington, ya sea en el comercio bilateral, la seguridad o la gestión de los flujos migratorios. La guardia nacional, por ejemplo, buscada por AMLO para garantizar la seguridad interna, se despliega en las fronteras para reducir el flujo de migrantes. Como Estados Unidos, México ha estado organizando vuelos para repatriar a voluntarios haitianos a Puerto Príncipe desde finales de septiembre.

Para romper esta contradicción entre el seguimiento estadounidense y la defensa de la soberanía, la palabra de AMLO apunta al intruso que ingirió antes: el colonizador español. Cuanto más aumenta la presión del Norte, más recuerda el discurso oficial los crímenes cometidos por Madrid hace cinco siglos. Estos discursos ciertamente van acompañados de declaraciones que promueven el multilateralismo, la defensa de la soberanía colectiva y, en particular, la de Cuba en presencia de su presidente. Pero al mismo tiempo, AMLO deseaba en una de sus intervenciones que Estados Unidos “tenga una economía fuerte” para que la soberanía latinoamericana no se vea, hasta el 2050, amenazada por el poder naciente de Estados Unidos.

La Cancillería española no tuvo más remedio que señalar su ausencia a estas agresivas ceremonias patrióticas, por falta de invitación oficial. El único consuelo para Madrid, desde Chiapas, el EZLN (Ejército Zapatista de Liberación Nacional) envió un mensaje mordaz al presidente AMLO: “Basta manipular el pasado lejano para justificar con demagogia e hipocresía los crímenes actuales … perdón España”. .

________________________

[1] Sobriquet ofrecido en México a todos los españoles. La madre de AMLO es hija de un exiliado republicano de Asturias.

READ  Oposición venezolana pide a Maduro reanudar negociaciones

Prudencia Febo

"Explorador. Entusiasta de la cerveza. Geek del alcohol. Gurú de Internet sutilmente encantador. Erudito de la web en general".

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar