Deporte

Lee Evans, dos veces campeón olímpico en 1968, murió a la edad de 74 años.

Es uno de los nombres más importantes del atletismo estadounidense que falleció el miércoles a la edad de 74 años. Lee Evans, campeón olímpico de 400 my 4×400 m en los Juegos Olímpicos de México de 1968, murió de un derrame cerebral en Nigeria, según el Noticias de San Jose Mercury.

Nacido en Madera, California, Evans tenía 21 años cuando se convirtió en el primer hombre en caer por debajo de los 44 segundos en la vuelta, montando 43”86 en la Ciudad de México. Un récord mundial que duró … 20 años, hasta que Harry Butch Reynolds lo ganó en Zúrich en 43”29. En estos mismos Juegos Olímpicos, Evans también ganó los 4x400m, estableciendo un récord mundial con sus compañeros de equipo (2’56”16) que también duró 20 años.

Lee Evans en la Ciudad de México en 1968 (R. Legros / L'Équipe)

Lee Evans en la Ciudad de México en 1968 (R. Legros / L’Équipe)

Evans debe su fama no solo a sus logros en la pista, sino también a su papel como activista. Fue miembro fundador del “Proyecto Olímpico de Derechos Humanos”. Casi se retira de la final de 400 metros después de que Tommie Smith y John Carlos fueran expulsados ​​de los Juegos Olímpicos después de su famoso saludo de puño con guantes negros al final de los 200 metros. Después de la final de 400 metros, Evans y sus compañeros de podio, los estadounidenses Larry James y Ron Freeman, subieron las escaleras vistiendo una boina negra en honor a las Panteras Negras. Se quitaron las boinas durante el himno.

READ  Dimitri Payet (OM) debería empezar en el banquillo ante el Lyon

Evans se convirtió en profesional en 1973, luego fue reclasificado como amateur por la Federación Internacional en 1980. Después de su carrera, se convirtió en un entrenador de renombre, primero en su antigua universidad en San José (California), luego en el extranjero. Practicó durante muchos años en Nigeria, luego en Arabia Saudita, y lideró a atletas en no menos de 18 países en total. En 2002 volvió a entrenar en Estados Unidos, en la Universidad de Washington, antes de transmitir nuevamente su pasión y consejos al mundo.

Julián Tejera

"Estudiante general. Amante de la comida. Fanática de los viajes. Evangelista zombi. Mente ávido del tocino"

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba