Tecnología

Un astrobiólogo descubrió cómo construir una esfera de Dyson

Entre las noticias inquietantes, pero predecibles, para la humanidad está el riesgo de ser confrontado rápidamente con escasez de energía. Por cierto, esto no es un presagio nuevo: ya en 1960, El teórico británico-estadounidense Freeman Dyson estaba preocupado por esto y estaba buscando una solución al problema.

El físico imaginó entonces una especie de megaestructura, la “Esfera de Dyson”: construido alrededor de una estrella, permitiría explotar su energía. Pero el científico no dejó pistas necesarias para llegar a lo que simplemente describió como “una concha habitable”.

Desde y hasta hoy, la teoría de Freeman Dyson nunca ha dejado de fascinar a los científicos más ambiciosos. Según Mecánica Popular, astrobiólogo alemán Dirk Schulze Makuch incluso estaría muy cerca de una conceptualización factible de la famosa esfera.

Imagine toda la energía de nuestro sol disponible y utilizable por los humanos. Sin duda: en nosotros pasando a la etapa II de la escala de Kardachev, esto permitiría responder a la crisis energética a muy largo plazo e incluso soñar aún más alto. ¿Por qué no, por ejemplo, usar esa energía para impulsarnos hacia exoplanetas y potencialmente encontrar otra vida extraterrestre?

Un enjambre de objetos voladores.

Dirk Schulze Makuch es profesor en Universidad Técnica de Berlín. Fascinado por las hipótesis de vida extraterrestre, se interesó por la esfera de Dyson hace unos diez años.

Junto con Brooks Harrop, uno de sus antiguos alumnos, identificó varios problemas en su diseño comúnmente aceptado. El más importante de ellos es: el riesgo de que la esfera se derrumbe bajo el inmenso peso de la gravedad, ya que ningún material disponible hoy en día puede resistir tal fuerza. Los ingenieros que imaginaron una estructura fuerte muestran que usaría demasiada, si no toda, la energía de la estrella central.

READ  Fragmentos de estrellas caídos en el desierto egipcio

Si logramos resolver este primer escollo, queda la cuestión de asteroides y erupciones solares que la estructura también debe soportar.

El mismo Dyson había encontrado una posible solución: una estructura discontinua en forma de enjambre de objetos voladores, colocados en órbitas independientes alrededor de la estrella. Entonces tomaría alrededor de 10 millones.

Dirk Schulze Makuch y su alumno, por lo tanto, idearon un proyecto para abordar estos desafíos, al que llamaron Satélite solar de energía eólica (SWPS). Su idea: los satélites no utilizan la energía de la luz visible, sino los electrones, que constituyen la mitad de la viento solar.

Estos satélites, con un peso aproximado de 3,7 toneladas cada uno, darían servicio al equivalente de 1.000 hogares estadounidenses. Se pueden construir con materiales relativamente económicos, como alambre de cobre.

Por otro lado, a pesar de requerir poco mantenimiento, estos satélites no serían autolimpiables y correrían el riesgo de degradarse con el tiempo. Otro obstáculo sigue siendo la organización requerida para desplegar varios millones, o incluso miles de millones, de satélites en órbita.

Si estos desafíos aún no han encontrado respuestas adecuadas, la hipótesis planteada por Dirk Schulze Makuch es que otros formas de vida extraterrestre evolucionado ya podría haber logrado esto.

Según el físico, si una forma de vida aparece en un planeta habitable, eventualmente evoluciona y se vuelve inteligente, la base de este argumento es que las grandes evoluciones en la Tierra parecen haber ocurrido varias veces independientemente unas de otras.

Según el propio Dyson, si una forma de vida extraterrestre hubiera sentido una Esfera de Dyson, podríamos detectar su existencia. ¿Quizás los habitantes de otros planetas han llegado a la misma conclusión que el investigador, a saber, que este probablemente no sea el invento más práctico para responder de manera efectiva a la crisis energética?

READ  SpaceX y la NASA han retrasado el lanzamiento de Crew Dragon hasta el 3 de noviembre

Federico Pareja

"Escritora típica. Practicante de comida malvada. Genio zombi. Introvertido. Lector. Erudito de Internet. Entusiasta del café incondicional".

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar