Las noticias más importantes

Turismo. El Día de Muertos en México: ¡un festivo Día de Todos los Santos!

Un feliz post-Halloween

En México, el Día de Muertos se lleva a cabo el día siguiente a la fiesta católica de Todos los Santos, es decir, el 2 de noviembre de cada año. Nos invita a celebrar la memoria de nuestros seres queridos que se han unido al firmamento.

Un feliz homenaje a nuestros difuntos

En esta época de otoño, en todo el mundo, los cementerios se llenan de católicos que acuden a meditar, limpiar y poner flores en las lápidas de sus seres queridos.

En el Caribe, al anochecer, los callejones se iluminan con mil y una velas. En México, el Día de Muertos rima con alegría, música y celebración. Cerca de los mausoleos y en las calles de pueblos y aldeas, los vivos se reúnen, cantan, bailan y comen juntos, mirando las fotos y recordando los buenos momentos pasados ​​en compañía de los que extrañan.

Rituales alegres y populares

Por las avenidas y callejones de cada cementerio y de cada ciudad, las Zempaxuchitl, esas rosas blancas y anaranjadas originarias de Sudamérica, conviven con velas, incienso, agua bendita, calaveritas y calaveritas bellamente decoradas y llenas de dulces. Sin olvidar las diversas ofrendas que se hacen a los difuntos (comida, alcohol, ositos de peluche, etc.). Primero se celebra a los niños, luego a los adultos.

celebraciones encantadas

Clasificado como Patrimonio Cultural Inmaterial por la UNESCO desde 2008, El Día de los Muertos está marcado por desfiles de hombres, mujeres y niños maquillados y disfrazados de coloridos y extravagantes esqueletos.

El personaje Catrina (esqueleto de burguesa ataviada con ropa fina y sombrero floreado) pretende ser emblemática de las tertulias.

recetas especiales

Con motivo de estos múltiples picnics improvisados ​​alrededor de tumbas, playas, jardines o casas, los mexicanos celebran.

READ  Análisis del impacto del mercado de radiofármacos y medicina nuclear Covid-19 | Principales empresas, desafíos, oportunidades y aplicaciones de previsión para 2029

No cardápio: tamales (embalagens de farinha de milho recheadas com carne e frutas), pão dos mortos (uma espécie de brioche), abóbora cristalizada, feijão vermelho e preto coberto com mole (pimenta, cebola e amendoim) e calaveras (açúcar ou caveiras de chocolate).

Angélica Bracamonte

"Practicante de comida incurable. Amigo de los animales en todas partes. Especialista en Internet. Nerd de la cultura pop".

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar