Mundo

Trabajador de un hospital del Reino Unido admite dos asesinatos y decenas de agresiones sexuales post-mortem

Revelaciones que te dan frío en la espalda. Esto es inaudito en la historia judicial británica. Un electricista británico admitió el jueves el asesinato de dos mujeres jóvenes y decenas de agresiones sexuales post-mortem en mortuorio.

Arrestado a fines de 2020 después de un descubrimiento permitido por ADN, David Fuller, de 67 años, que trabajaba como electricista en varios hospitales, admitió el jueves en su juicio el asesinato de dos niñas de 20 y 25 años en 1987 en Kent). Se le acusa de haber abusado sexualmente de ellos posteriormente.

Antes del juicio, se declaró culpable de otros 51 delitos, incluidos 44 relacionados con agresiones post mortem, pero los investigadores estiman al menos 99 el número de sus posibles víctimas, de las cuales 78 han sido identificadas. Entre estas víctimas, tres menores y varias mujeres mayores de 85 años.

Todavía reprimiría si no hubiera sido arrestado

Las búsquedas en su casa revelaron discos duros «que revelan pruebas de prolíficos delitos sexuales de un tipo que ningún tribunal del Reino Unido ha visto antes», dijeron los fiscales británicos, el CPS, en un comunicado.

«Entre 2008 y 2020, Fuller se filmó y fotografió abusando sexualmente de los cuerpos de decenas de mujeres y niñas en dos depósitos de cadáveres del Hospital Tunbridge Wells» en Kent, «a los que tuvo acceso debido a su trabajo como supervisor de mantenimiento», dijo el declaración.

Los cargos en su contra «no tienen precedentes en la historia del poder judicial británico», dijo Libby Clarck del CPS, convencida de que seguiría tomando medidas enérgicas si no lo hubieran arrestado. El ministro de Salud, Sajid Javid, dijo que estaba «profundamente conmocionado por la naturaleza indescriptible» de los hechos y pidió una revisión del acceso a las morgues y las actividades post-mortem y una revisión de la legislación actual.

READ  Putin para felicitar a Joe Biden hasta el final del proceso electoral

La policía encargó a más de 150 oficiales de enlace especializados que visitaran a las familias y se gastaron 1,5 millones de libras esterlinas (1,75 millones de euros) en su apoyo.

Eugènia Mansilla

"Jugador. Aficionado a las redes sociales. Aspirante a especialista web. Fanático de la cerveza. Comunicador. Emprendedor. Friki zombi malvado. Fanático apasionado de la televisión. Entusiasta del tocino incurable".

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar