Las noticias más importantes

Sveti Stefan, los zapatos venecianos hechos en España que están aumentando las ventas

Tres empresarios diseñan zapatos inspirados en el “friulane” veneciano. Cómodo, versátil y unisex, su venta online se ha disparado.

Los “friulanos” son los zapatos típicos que llevan los gondoleros venecianos a lo largo de su vida: hechos de terciopelo y equipados con un suela de goma, evitaron que la delicada pintura de sus botes se despegara y que sus pies se mojaran. Los descubrí Marta Abad (Madrid, 15 de agosto de 1995) en un viaje de estudios a Italia: “Me mudé a Milán para hacer un Máster en Marketing Internacional, ya que soy una apasionada de la moda y pensé que era la ciudad perfecta para comenzar mi carrera profesional. un día vi a dos chicas en la calle con friulane, me gustaron tanto que hice pares y les pedí que me dijeran dónde las compraban. ropa ”, explica.“ Dos días después fui a la tienda donde se vendieron y se agotaron en mi talla; Regresé al día siguiente y nuevamente agotado y así sucesivamente cinco veces hasta que terminé rindiéndome. Nueve meses después hice un viaje a Mallorca y en un Restaurante italiano como “concept store”, Descubrí que tenían y compré todos los disponibles en mi número. Durante ese verano no me los quité y desde ese día supe que cuando volviera a España me gustaría hacerlos. Estaba seguro de que lo conseguirían. “

Bien pensado: cuando regresó a casa, intentó convencer a su hermana Patricia Abad (Madrid, 5 de junio de 1993) ya ha Ana Gmez Panero (Salamanca, 14 de septiembre de 1959), amigo de la familia, para que, entre los tres, acometara la creación de una empresa que los vendiera. Tantos enredos que logró: con esfuerzo, fusionándolo con sus trabajos y renunciando a las vacaciones, recogieron los 25.000 euros que invirtieron para poner en marcha el proyecto y encargar los primeros 650 pares de San Esteban, el nombre que le dieron a la oficina, en la que Marta se ocupa del desarrollo empresarial y la creatividad.

READ  Lluvia el miércoles, la más fuerte en 20 años, dice Sheinbaum

El ultimo perfecto

Inspiración italiana y Ropa 100% española. Ana Gmez Panero, responsable de producción y contacto con proveedores, todos nacionales, está a cargo. “Lo que más me costó fue hacer que el fabricante encontrara exactamente lo que estábamos buscando, dándole al modelo la piel perfecta, para mantenerlo alejado de la alpargata y más cerca de la zapatilla”.

Finalmente, la colección estaba lista. Pero entonces el confinamiento: “No dejamos de trabajar, de conocernos telemáticamente, de intercambiar mensajes … Hasta que finalmente Sveti Stefan salió a la venta en julio y fue un éxito rotundo”, celebra.

La clave de su éxito, cree Gmez, reside en sus tres características básicas: “Lo primero es que son muy cómoda, Tengo varios y no disparo, con cuidado de no mojarme, ya lo llevo a la playa. Además, son muy versátiles, el segundo de sus logros, y van con todo: puedes llevarlos a la oficina durante el día con un mira ms deporte y cambia esa mirada por otra sofisticado Continúa el día por la noche y verás que el friulano sigue encajando. Además, son tan bonitas que hasta conquistaron a los hombres: en principio iban a ser femeninas, pero cuando mi hijo las vio dijo: ‘¡Ey! Que yo también los voy a usar, y ahora son unisexo, aunque hay un modelo, Palmizana (70 euros), exclusivamente masculino “.

De izquierda a derecha: Marta Abad. “Fich” en Italia, el “friulane”. “Estudiamos a la competencia y vimos que era un mercado por explorar, no había muchas marcas conocidas en España y mucho menos fabricadas aquí”. Ana Gmez. “Cuando empezamos, pensé, ‘¿Pero adónde voy con estas chicas?’ Pronto me di cuenta de que mi experiencia laboral estaba relacionada con el proyecto como película “. Patricia Abad. En la próxima colección, los tejidos y colores serán más otoñales, y tendrán combinaciones muy atractivas, manteniendo siempre la atemporalidad y la versatilidad ”.

Hecho a mano, atemporalLas que se lanzaron en esta primera colección están confeccionadas (cosidas a mano) con tejidos ligeros como el algodón o el piqué para evitar el sobrecalentamiento del pie. Para este otoño prometen lanzar (en octubre) nuevos diseños, estos realizados en terciopelo que, por ser una tela más gruesa, mantendrá calientes los bordes. De todos modos, la idea es usarlos con calcetines.

El final de los saltos

Patricia Abad, licenciada en Administración y Dirección de Empresas y responsable de la parte financiera, destaca: “En la colección actual, 22 modelos Diferentes En cuanto a colores, han sido bastante verano y atemporal. Tengo 10 pares. Parecen ser el zapato perfecto para cualquier ocasión, sobre todo si eres de mi altura, tengo 1,82. Me encanta poder usarlos en fiestas y eventos sin tener que usar tacones; siempre me siento bien vestida con ellos. “

Entre estos 22 modelos, ofrecen una versión sostenible, Capri (72 euros), a base de piqué de color con tintas vegetales ecológicas; una versión más elegante, Nikola (62 euros), en terciopelo de algodón; y una mas exótica, Tenga miedo (78 euros), confeccionado en tejido de algodón con diseños estampados. ¿Los colores? Arena, caqui, amarillo, verde, burdeos, rojo, rosa, lila, turquesa, gris, salmón …

Todos tienen el nombre de las islas del Adriático, una gran inspiración para la marca, así como el propio nombre, aportado por Patricia, inspirado en la isla montenegrina de San Esteban (San Esteban), fortaleza militar en 1442, hoy reconvertida en hotel de lujo frecuentado por CEB de todo el mundo.

Un pasado noble

O “Friulano” fue creado por la cultura campesina del Noreste de Italia desde el octavo, mezclando recursos básicos de la montaña e introduciendo tejidos exóticos y novedades que llegaban de Oriente directamente por estas puertas de entrada. Así, comenzaron a mezclar la belleza de lo simple y la extravagancia de lo oriental, como sedas estampadas.

Posteriormente, se convirtió en el representante del calzado de Gondoleros venecianos, que lo encontraron perfecto para no dañar la pintura de los barcos, y que también utilizaron versiones aterciopeladas para aislarse del frío húmedo de los canales.

Finalmente se usó en Casas nobles venecianas para no hacer ruido al pisar los viejos bosques del suelo de tus palacios. También en la versión “mula”, sin tacones y con tacones.

Mas informaciones: www.mysvetistefan.com

Angélica Bracamonte

"Practicante de comida incurable. Amigo de los animales en todas partes. Especialista en Internet. Nerd de la cultura pop".

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar