Tecnología

Se desplegó el escudo térmico del telescopio James Webb, un paso crucial en la misión

Lanzado en Natal, el telescopio continúa desplegándose. Este paso permitirá que los instrumentos científicos no se expongan al calor del sol.

El telescopio espacial James Webb el martes 4 de enero dio un paso importante hacia el éxito de la misión con el despliegue completo de su escudo térmico, un elemento esencial para realizar futuras observaciones del cosmos, anunció la NASA. Esta visera solar está compuesta por cinco capas, cada una del tamaño de una cancha de tenis, diseñadas para proteger los instrumentos científicos del calor de nuestra estrella. Se han desdoblado y estirado cuidadosamente uno por uno desde el lunes.

Demasiado grande para caber en un cohete, el telescopio tuvo que plegarse sobre sí mismo como un origami y requiere su despliegue en el espacio, un procedimiento ultra peligroso. La implementación de este paraguas fue uno de los pasos más difíciles. El telescopio espacial más poderoso jamás diseñado, James Webb, es esperado con impaciencia por los astrónomos de todo el mundo y debería permitir la observación de las primeras galaxias, formadas solo unos pocos cientos de millones de años después del Big Bang.

VEA TAMBIÉN – La NASA publica imágenes del telescopio James Webb antes del lanzamiento.

Misión de reparación imposible en caso de problema

El observatorio despegó hace poco más de una semana desde la Guayana Francesa y actualmente se encuentra a más de 900.000 kilómetros de la Tierra. Todavía está en camino de alcanzar su órbita final, a 1,5 millones de kilómetros de nosotros, cuatro veces la distancia Tierra-Luna. En esta ubicación, en caso de avería, no se puede planificar ninguna misión de reparación. Su despliegue, volado desde Baltimore, en la costa este de Estados Unidos, debería por tanto ejecutarse sin errores. Más de cien ingenieros trabajan las 24 horas del día para garantizar que todo salga según lo planeado.

READ  Batería al 100% en 8 minutos

La NASA transmitió el evento en vivo a través de Internet el lunes por la mañana. Dado que no hay una cámara a bordo de James Webb, las únicas imágenes disponibles eran de la sala de control de operaciones, donde los equipos de despliegue vitorearon con júbilo después de que se anunció el encendido del quinto nivel.

Federico Pareja

"Escritora típica. Practicante de comida malvada. Genio zombi. Introvertido. Lector. Erudito de Internet. Entusiasta del café incondicional".

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar