Entretenimiento

Nuestras 10 escenas musicales más bellas del cine en 2021

“Les Inrocks” se adentra en diez escenas musicales memorables vividas este año, en las que la música tiene un lugar muy especial y domina nuestros sentidos.

1 – Annette de Leos Carax (para que podamos empezar las chispas)

Si cada nueva película del raro Leos Carax (solo seis películas estrenadas en casi 40 años de carrera) despierta una emoción única, esas esperanzas se multiplicaron por diez cuando se estrenó su trabajo final. Annette. Después de nueve meses del cierre de los cines, es decir, el momento de una gestación, no solo fue el regreso del genial cineasta francés el que fue agasajado, sino el renacimiento del cine mismo (un papel de un poco más salvador apoyado por el elección de equipos del Festival de Cine de Cannes para ponerla como película de apertura).

Filmada antes del estallido de la crisis sanitaria, la escena inicial de laAnnette No podría resumir mejor esta euforia de volver al cine. Después de colocar a un paciente, Leos Carax aparece detrás del vidrio de un estudio de grabación y declara frente a la cámara: «Entonces, ¿podemos irnos?», como si pidiera irónicamente permiso para reanudar el espectáculo después de este período de criónica en el cine. Detrás del cristal, este leitmotiv es asumido inmediatamente por los Sparks y pronto se une a sus actores, Marion Cotillard y Adam Driver. En pocos segundos, el maestro Carax sintetiza el movimiento del backstage a la ficción, de la muerte al renacimiento y, sin duda, firma uno de los fragmentos más electrizantes que nos ha ofrecido el cine este año.

dos – amantes del rock por Steve McQueen (juegos tontos por Janet Kay)

Episodio de electroshock de Anthology hacha pequeña por Steve McQueen, amantes del rock nos sumerge en una noche de blues en 1980, en un momento en que los jóvenes negros no eran bienvenidos en los clubes de blancos. Desenrollado con una quietud por la que el autor de Vergüenza y D ‘Hambriento Realmente no nos había usado hasta ahora, las festividades fluyen hasta las primeras notas de la espléndida resonancia juegos tontos por Janet Kay. Los cuerpos se mueven en un paréntesis hedonista, mezclando trances colectivos y rituales de seducción. Cuando la canción llega a su fin, los bailarines retoman inmediatamente la letra. La escena cambia repentinamente de paradigma; la llamada inocencia aprehende con agudeza y bondad el nacimiento de un cuerpo político y un grupo cuyas demandas de repente se hacen una. A menudo, el ímpetu revolucionario surge de una canción.

3 – Regreso de Peter Jackson (Regreso de los Beatles)

Es raro que una película pueda arreglar la gestación de una obra maestra. En pintura, recordamos el misterio de picasso de Clouzot, examinando la obra del pintor cubista, pero ¿qué pasa con la música? Como recuerda Jean-Marc Lalanne, en la eterna afrenta que separa a los Beatles de los Stones, estos últimos se beneficiaron de la brillante mirada de Godard, captando la génesis de lo mítico. simpatía por el diablo dentro Uno + Uno. Un equilibrio de poder que, a partir de la distribución de Regreso, un largo y meticuloso documental dirigido por Peter Jackson sobre la génesis del último álbum de estudio de los Beatles, ha sido completamente redistribuido.

READ  Maribel Guardia en azul se convierte en una maestra del modelaje

«Lo que viene se convertirá en un nuevo sencillo de los Beatles”. Así es como una carta anuncia la sorprendente racha de Regreso, comenzada por McCartney improvisando algunos acordes en la guitarra. El tiempo pasa, Ringo mira fijamente a su amigo mientras George no puede evitar bostezar. Pero poco a poco, todo el mundo se pone manos a la obra (incluso Lennon, con su irresistible indiferencia, se sienta con el grupo y se suma al baile). De esta masa informe y desestructurada emergen algunos fragmentos de la melodía de Regreso. Como una epifanía, un tubo nace ante nuestros ojos asombrados.

4 – Alinear por Valérie Lemercier (ir a una ciudad por Rufus Wainwright)

Una historia de amor y música, la película de Valérie Lemercier ofrece su parte de escenas musicales de gran éxito. Paradójicamente, no está en el registro de la diva queAlinear alcanza sus picos más altos, pero a través de otros agrupados en un espléndido BO. Si pudiéramos citar la escena inicial digna de un Scorsese, abriendo en un plano cenital del cantante dormido rítmico a Común de Robert Charlebois, nuestro premio es para Aline para pasear, por un día, en una Las Vegas vacía. En una desgarradora melancolía, la escena corrige la insoportable ausencia de la amada y el doble estatus ambiguo de Céline, superestrella en el escenario pero condenada a la invisibilidad en privado cuando una pareja le pide que les tome una foto frente a su cartel. sí mismo.

5 – morir puede esperar por Cary Joji Fukunaga (Tenemos todo el tiempo del mundo por Louis Armstrong)

Pocas personas saben esto, pero antes de Vesper (Eva Green) y Madeleine (Léa Seydoux), la agente más volátil del MI6 ya había conocido el amor loco en En el servicio secreto de su majestad, una de las obras más bellas y extrañas de la saga. Tras las aventuras propias de cada episodio de James Bond, el epílogo muestra esta inesperada imagen de 007 (interpretado por primera vez por George Lazenby), felizmente enamorado, poniéndole el anillo a Tracy (Diana Rigg). Pero pronto Bond es superado por su destino. Mientras la novia y el novio vuelan hacia su luna de miel, el icónico Blofeld pasa a su automóvil, que viene a matar a la joven con una ráfaga de ametralladoras. Inclinado sobre su cadáver todavía caliente, Bond desliza a su esposa la famosa frase «Tenemos todo el tiempo del mundo, ”Mientras que una variación del aria de Louis Armstrong que sirve como la canción principal del episodio se abre en la banda sonora.

READ  Con Cry Macho, Clint Eastwood no retrocede

escribimos mucho para inrocks (aquí y allá) en la poderosa reconstrucción que opera morir puede esperar sobre el mito de Bond y la toxicidad que lo golpeó más o menos a pesar de sí mismo. Hasta entonces, la saga solo tenía un movimiento trágico: como una flor venenosa cuyo simple toque basta para matar, cuando Bond ama, su amada, por la propia naturaleza de la alianza, necesariamente debe morir a manos de sus enemigos. Pero el epílogo de morir puede esperar ofrece por primera vez un horizonte completamente nuevo. Formando un espejo invertido de la conclusión deEn el servicio secreto de su majestad, La última escena de Fukunaga da lugar a una inesperada esperanza en la que Madeleine, conduciendo un coche y acompañada de su hija (fruto de su relación con Bond), se desliza hacia una nueva y más segura vida, al son de la melodía de Louis Armstrong. Después de 25 episodios, mediante un sacrificio sublime, Bond finalmente permite que quienes lo amaban sobrevivieran.

6 – Diario de tuoa de Miguel Gomes (La noche por Frankie Valli and the Four Seasons)

después de abrirAnnette que protagonizó el regreso inesperado del cine, otro impacto de una película de Cannes reflejó las reminiscencias aún frescas de nuestras vidas en tiempos de pandemia. Dentro Diario de tuoa, testigo de un tiroteo de ficción durante la crisis de salud, Gomes inicia su película con una escena en la que tres jóvenes bailan frenéticamente en el confinado espacio de una sala de estar en la roca principal de La noche por Frankie Valli. En apenas unos segundos, el espejo de las fiestas clandestinas organizadas durante los distintos encierros se asoma frente al espectador. Naturalmente, la canción tomó el título de himno nocturno de Cannes y, más en general, de la vida volviendo a la normalidad.

7 – West Side Story por Steven Spielberg (Bonito de Ansel Elgort y Mike Faist, basado en una composición de Leonard Bernstein)

Remake del legendario musical sesenta por uno de los abuelos del cine de Hollywood, si esta revisión no convence en todos los niveles, ofrece un tremendo éxito en las listas de coreografías. La apertura de la película es un modelo del movimiento de los cuerpos en el espacio y de la cámara; pero citemos también una de las joyas de la película que muestra el enfrentamiento entre Tony y Riff, los dos hermanos desgarrados de la banda The Jets, en la que Spielberg teje con loco virtuosismo una coreografía de baile y una escena de lucha digna de una película de acción.

READ  Visado para el Institut français d'Alger Alger Centre miércoles 17 de marzo de 2021

8 – Hombre llorando por Clint Eastwood (Me gusto a mí mismo d’Eydie Gormé et Los Panchos)

«No se como curar la vejez. Es con estas palabras, con cara de lástima, que Mike Milo (Eastwood) responde a una pareja que vino a pedirle que ayudara a su mascota. Como no puede luchar contra el paso del tiempo, el cineasta opta por Hombre llorando desde guárdalo para la química del cine y para representar su propio envejecimiento en el papel de un vaquero cansado y de buen corazón. La última escena de la película es un pico de emoción que nunca ha abandonado nuestros iris desde su proyección, cuando su personaje arranca con su nuevo compañero un lento del trío mexicano Los Panchos. Mientras el sublime pas de deux ya se desvanece en negro, el escenario se cubre con la oración de nuestro espectador interior, suplicando en silencio que esta no sea la imagen definitiva que nos vendrá del último vaquero de Hollywood.

9 – A bordo por Guillaume Brac (Alinear por Christophe)

Desaparecido en la primavera de 2020, el cantante Christophe ha involucrado al cine con su presencia en tres ocasiones este año. Primero frontalmente con su música espectral escrita para Francia de Bruno Dumont, luego de lado en Alinear, Escuchar el tubo homónimo de la cantante influye en la elección del nombre de la futura superestrella interpretada por Valérie Lemercier. Pero mencionemos también una muy hermosa escena de karaoke en la escala de verano de Guillaume Brac, donde los dos jóvenes héroes de la película cantan el famoso tubo a todo pulmón. Alinear. Gira antes de la muerte del cantante de palabras azules, esta escena de irresistible sencillez y encanto de repente se ve invadida por una fuerte emoción.

10 – Isla de Bergman por Mia Hansen-Løve (el ganador se lleva todo ABBA)

Después de deconstruir el mito del agente secreto en Morir puede esperar es la de otra tenaz figura del patriarcado (la brillante artista) que está dirigida por Mia Hansen-Løve en su Isla de Bergman. Reflexión sobre el acto de creación y su convivencia con la vida, la película ofrece un tour de force teórico mezclando dos líneas narrativas: la historia de una pareja que se separa y la historia que se escribe sobre el reencuentro de dos personajes de ficción. Dentro de este movimiento, la película produce una hermosa escena de baile en la que la amante Amy (Mia Wasikowska) parece liberarse por un momento de las corrientes de la pasión, en el siempre tan magnífico hit de ABBA.

Angélica Bracamonte

"Practicante de comida incurable. Amigo de los animales en todas partes. Especialista en Internet. Nerd de la cultura pop".

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar