Ciencias

¿Los artistas prehistóricos fueron fusilados para hacer sus pinturas rupestres?

Un estudio propone una hipótesis audaz para explicar los dibujos a veces extraños de las pinturas parietales enterradas en el fondo de las cuevas: los hombres del Paleolítico las habrían dibujado en un segundo estado. ¡Y eso, sin ninguna sustancia alucinógena! Explicaciones.

Es bien sabido que muchos artistas produjeron sus principales obras bajo la influencia de medicamento. Van Gogh empapado en absenta, Charles Baudelaire se complacía en hachís y opio mientras Francis Picabia hacía sus pinturas psicodélicas durantealucinaciones debido a los opiáceos. Por no hablar del LSD, que estaba en auge en la década de 1950 en el mundo artístico.

Sin embargo, la práctica es mucho más antigua. E incluso para los hombres prehistóricos, si vamos a creerle a Yafit Kedar, investigador de la Universidad de Tel Aviv y autor de un estudio publicado el 31 de marzo en la revista. Tiempo y mente: la revista de arqueología, conciencia y cultura. Según su hipótesis, los humanos pintaron las imágenes en el cuevas en el Paleolítico (entre 50.000 y 12.000 años) no estaban en su estado normal cuando fueron creados debido a … la falta deoxígeno. Para aventurarse en las profundidades de las cuevas, tendrían que encender antorchas que, al consumir oxígeno, habrían inducido un estado dehipoxia en el cerebro. O yo ‘hipoxia aumenta la producción de dopamina, que habría hundido a los pintores rupestres ” en un estado alterado de conciencia, sintiendoeuforia, experiencias extracorporales y tal vez incluso alucinaciones », Escribe Yafit Kedar con sus coautores. Estas experiencias les habrían ayudado a ” disfruta de niveles más profundos de creatividad “Y” entrar en relación con el cosmos ».

Acceso a “experiencias espirituales”

En la base de esta atrevida hipótesis está la cuestión de la configuración de la cueva. Durante las visitas a las cuevas europeas, Yafit Kedar quedó impresionado con pinturas dibujadas en lugares casi inaccesibles. ” Porque [ces hommes] ¿Fueron en la oscuridad, en tal aislamiento, hasta una milla adentro? Estas cuevas dan miedo, con pasajes estrechos », Dice en una entrevista con el periódico israelí Haaretz. Entonces se habrían dado cuenta de que, en estos lugares mal ventilados, sentían un letargo que les producía alucinaciones y les ayudaba a acceder a “experiencias espirituales”. ” Esto podría explicar en parte por qué los humanos prehistóricos pintaron dibujos donde nadie puede verlos de forma natural. », Traje de Yafit Kedar.

READ  Esta noche, no te pierdas la luna llena súper rosada (un fenómeno que solo ocurre dos veces al año)

Para apoyar su hipótesis, Kedar y sus colegas simularon por computadora el efecto de las antorchas en las concentraciones de oxígeno en espacios cerrados, como los de las cuevas del Paleolítico, y encontraron que los niveles de oxígeno en los pasillos y pasajes estrechos disminuyen rápidamente a menos del 18%, el límite conocido. para inducir hipoxia en humanos. Esto podría explicar algunos dibujos extraños, cuya inspiración parece más simbólica que figurativa. ” Tendemos a ver patrones repetidos en Arte roquero, que son indicativos de un intención comunicativa en lugar de puramente decorativo », Confirma en el diario Haaretz David Whitley, especialista en etnografía y arte rupestre, que no participó del estudio. La tabla de caballos, en la cueva Chauvet, en Francia, es un buen ejemplo con su sucesión de 21 figuras.

Comunicarse con “el espíritu de la cueva”

Por supuesto, los primeros humanos no tenían idea de la explicación científica detrás de todo. En lugar de su propia condición, habrían atribuido su alienación a la naturaleza misma de la cueva. ” La idea es que entraron [ndlr : dans les entrailles des grottes] porque creían que había algo, como espíritus en las paredes, ve a Yafit Kedar. Por eso se aventuraron tanto en la cueva. ».

El artículo también cita otros ejemplos de civilizaciones que atribuyen poderes mágicos a las cuevas. Por lo tanto, los mesopotámicos creían que, después de la muerte, el alma abandona el cuerpo y desciende a un mundo subterráneo a través de las grietas del suelo. Los cherokees también vieron las cuevas y grietas como portales a otro mundo, explican los autores en Haaretz.

Esta hipótesis, obviamente, no se aplica a las cuevas bien ventiladas con una abertura amplia. Tampoco podemos aconsejarle mucho en contra de la reproducción de la cueva de Lascaux en su sótano mal ventilado. Solo corre el riesgo de desmayarse en lugar de la obra de arte.

Prudencia Febo

"Explorador. Entusiasta de la cerveza. Geek del alcohol. Gurú de Internet sutilmente encantador. Erudito de la web en general".

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar