Tecnología

La cápsula Starliner de Boeing se acopla con éxito a la Estación Espacial Internacional

La cápsula Starliner de Boeing se acopló por primera vez a la Estación Espacial Internacional (ISS) en la noche del viernes 20 de mayo al sábado 21 de mayo. Es un éxito para la empresa, que en el futuro deberá transportar astronautas a la NASA, a pesar de que este vuelo de prueba en vacío se realizó años después que el de SpaceX, la empresa fundada por Elon Musk.

El atraque se produjo el sábado a las 02:28 horas en París, con más de una hora de retraso respecto a la hora prevista inicialmente debido a las últimas comprobaciones durante las maniobras de aproximación, meticulosamente coreografiadas a 400 km sobre nuestras cabezas.

Los astronautas a bordo de la ISS y de la sala de control de Houston (Texas) siguieron de cerca toda la operación. Starliner arrasó por primera vez a unos 250 metros de la estación. Luego, después de avanzar ligeramente hacia la ISS, la cápsula retrocedió para asegurarse de que pudiera retroceder si fuera necesario. Finalmente, tras una nueva parada controlada, aunque más larga de lo previsto, a 10 metros, comenzó la delicada maniobra final, realizada mientras la ISS acelera hasta los 28.000 km/h. El vehículo se acercó lentamente, hasta hacer contacto.

Lea también: Artículo reservado para nuestros suscriptores Naves espaciales, una nueva cuestión de soberanía

“La nave espacial Starliner completa con éxito su primer acoplamiento histórico con la Estación Espacial Internacional, abriendo una nueva ruta al laboratorio volador para las tripulaciones”dijo un comentarista durante la transmisión en vivo ofrecida por la NASA.

La escotilla de la cápsula no se abrirá hasta el sábado por la noche. Boeing está transportando aproximadamente 230 kg de suministros, incluidos alimentos. Se espera que el Starliner permanezca acoplado a la ISS durante unos cinco días, antes de descender de nuevo a la Tierra para aterrizar en el desierto del estado de Nuevo México en la base de White Sands.

READ  Menor de 11 años muere electrocutado mientras jugaba con su celular

Regreso esperado a Nuevo México

Ya se había intentado un primer vuelo de prueba no tripulado en 2019, pero la cápsula encontró varios problemas y tuvo que regresar sin poder llegar a la estación. Desde entonces, Boeing ha estado luchando para ponerse al día con SpaceX, todavía un nuevo jugador en el sector aeroespacial en comparación, pero que ha estado transportando astronautas a la NASA desde 2020, tras el éxito de los vuelos de calificación de su propia cápsula, Dragon.

El cohete Alliance Atlas V despega de Cabo Cañaveral, Florida, con la cápsula Starliner de Boeing el 19 de mayo de 2022.

El Starliner despegó de Florida el jueves sobre un cohete Atlas V de United Launch Alliance (ULA). Aproximadamente treinta minutos después del lanzamiento, la cápsula logró posicionarse en la trayectoria correcta, pero fallaron dos de sus doce propulsores. Los funcionarios de la NASA y Boeing, sin embargo, restaron importancia al incidente, que dijeron que no afectó a la misión.

Los propulsores se volverán a utilizar al final de la misión, para la maniobra que pretende llevar la cápsula de vuelta a la atmósfera terrestre. Pero el problema, a priori, no es «necesita ser resuelto» para entonces, los impulsos anteriores aún habían funcionado, estimó Steve Stich de la NASA durante una conferencia de prensa el jueves por la noche. El sistema «no supone un riesgo para el resto del vuelo de prueba»La NASA lo volvió a confirmar el viernes en su blog.

Lee también Artículo reservado para nuestros suscriptores SpaceX, por su parte, entra en la batalla por el turismo espacial

El mundo con AFP

Federico Pareja

"Escritora típica. Practicante de comida malvada. Genio zombi. Introvertido. Lector. Erudito de Internet. Entusiasta del café incondicional".

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar