Mundo

Establecimiento de un gobierno, caos en el aeropuerto, funcionarios dañados … Actualización de la situación

la dirección de Talibanes reunidos este sábado en Kabul para definir los contornos de un gobierno “inclusivo” por
Afganistán. El cofundador y número dos de los talibanes, Abdul Ghani Baradar, llegó a Kabul el sábado después de pasar dos días en Kandahar, la cuna del movimiento.

Este mulá, que hasta entonces dirigía la oficina política de los talibanes en Qatar, “se reunirá con líderes yihadistas y líderes políticos para el establecimiento de un gobierno inclusivo”, dijo un alto funcionario talibán. Otros líderes del movimiento se han visto en la capital afgana en los últimos días, incluido Khalil Haqqani, uno de los terroristas más buscados del mundo por Estados Unidos, quien prometió una recompensa de 5 millones de dólares por información que permitiera su captura.

Las redes sociales pro-talibanes mostraron que Haqqani se reunió con Gulbuddin Hekmatyar, considerado uno de los señores de la guerra más despiadados del país por haber bombardeado Kabul especialmente durante la guerra civil entre 1992 y 1996. Hekmatyar, apodado “el carnicero de Kabul, antes era un rival de los talibanes”. tomando el poder entre 1996 y 2001.

Estas mismas redes anunciaron pocas horas después su “lealtad” al movimiento de Ahmad Massoud, hijo del comandante Ahmad Shah Massoud, conocido por su oposición al grupo fundamentalista. Ahmad Massoud, quien a principios de esta semana pidió armas estadounidenses para defenderse del nuevo poder en el valle de Panchir, al noreste de Kabul, aún no se ha pronunciado oficialmente al respecto.

Desde la llegada de Baradar a suelo afgano, los talibanes se han asegurado de que su reinado sería “diferente” al anterior (1996-2001), marcado por su extrema crueldad, especialmente hacia las mujeres. Repitieron que querían formar un gobierno “inclusivo”, sin entrar en detalles.

READ  A pesar de la presión, Emmanuel Macron todavía se niega a repatriar a las mujeres yihadistas y sus hijos retenidos por los kurdos en Siria.

Caos en el aeropuerto de Kabul, se registran tres muertes

Pero seis días después de su toma de posesión, el futuro político de Afganistán preocupa menos a la comunidad internacional que la evacuación, en el caos más total, de miles de afganos. Este sábado, las carreteras que conducen al aeropuerto de Kabul continuaron congestionadas. A pesar de los días de fracaso, miles de familias seguían reunidas frente al aeródromo, esperando milagrosamente abordar un avión. Frente a ellos, soldados estadounidenses y una brigada de fuerzas especiales afganas intentaron disuadirlos de invadir el sitio.

Detrás de ellos, los talibanes, acusados ​​de rastrear a afganos que trabajaban para la OTAN para arrestarlos y de restringir el acceso al aeropuerto del que desean salir a toda costa, observaron la escena.

Los cuerpos de al menos tres personas fueron vistos en la sofocante aglomeración fuera del aeropuerto de Kabul, según imágenes filmadas por los reporteros el sábado, mientras miles intentan desesperadamente huir del régimen talibán. Imágenes del canal de noticias británico Sky News muestran a soldados cubriendo tres cuerpos con pantallas blancas. No está claro cómo murieron. El reportero de Sky Stuart Ramsay, que estaba en el aeropuerto, dijo que la gente frente a la multitud estaba “aplastada” y los médicos corrían de un herido a otro. Las imágenes también muestran a muchos heridos.

Amenazas en el aeropuerto

Anteriormente, la embajada estadounidense en Kabul había instado a sus ciudadanos a evitar acercarse al aeropuerto de Kabul debido a “posibles amenazas a la seguridad”. El boletín publicado en el sitio web de la embajada informaba de “posibles amenazas a la seguridad fuera de las puertas del aeropuerto de Kabul”.

READ  ¿Qué países superaron los 100.000 muertos de Covid-19?

La operación de evacuación masiva en Kabul, descrito por Joe Biden como “uno de los más duros de la historia”, lleva una semana movilizando, en condiciones caóticas, aviones de todo el mundo para evacuar a diplomáticos, otros extranjeros y afganos por el aeropuerto de la capital afgana, huyendo de un país que ha caído en manos de los talibanes.

“No puedo prometer cuál será el resultado final” o que no habrá “riesgo de pérdida” en vidas humanas, dijo el presidente americano. Estados Unidos, que planea evacuar a más de 30.000 civiles estadounidenses y afganos a través de sus bases en Kuwait y Qatar, dice que ha liberado a más de 13.000 personas desde el 14 de agosto.

Funcionarios públicos impedidos de trabajar

Aumenta la presión para asegurar los asientos restantes, mientras que, según un informe de un grupo de expertos que trabajan para la ONU, los talibanes tienen “listas de prioridades” de afganos buscados, siendo los oficiales del ejército, la policía y los servicios de inteligencia los más amenazados. El informe dice que los talibanes están haciendo “visitas específicas” a personas buscadas y sus familias.

El sábado, los talibanes prohibieron a las autoridades regresar al trabajo en edificios públicos, ya que la semana laboral se reanuda el sábado en Afganistán, dijeron varios. “Fui a mi oficina esta mañana, pero los talibanes que estaban en la entrada me dijeron que no les habían ordenado reabrir”, dijo Hamdullah, un funcionario de Kabuli. “Nos dijeron que miráramos la televisión o escucháramos el anuncio de la vuelta al trabajo en la radio”, agregó.

“Los talibanes cerraron todos los caminos hacia el ministerio. No permiten que nadie entre al edificio ”, dijo un funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores de Afganistán. “Uno de ellos me dijo que esperara el nombramiento del nuevo ministro y sus directores. “

READ  BBVA paga 3.200 millones de pesos al SAT

“Nos enviaron a casa”, confirmó un funcionario de la ciudad de Kabul. “Vine con muchas esperanzas, pero me fui decepcionado. Desde que los talibanes tomaron el poder el 15 de agosto, los edificios gubernamentales, bancos, oficinas de pasaportes, escuelas y universidades han permanecido prácticamente cerrados. Solo unas pocas empresas privadas de telecomunicaciones han operado en los últimos días.

Desde la caída del gobierno, una de las principales preocupaciones de los afganos ha sido seguir recibiendo un salario, lo que parece imposible sin la continuidad de la actividad.

Eugènia Mansilla

"Jugador. Aficionado a las redes sociales. Aspirante a especialista web. Fanático de la cerveza. Comunicador. Emprendedor. Friki zombi malvado. Fanático apasionado de la televisión. Entusiasta del tocino incurable".

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar