Las noticias más importantes

en México, nuevas víctimas de software espía a pesar de las promesas del gobierno

El spyware Pegasus continúa, a pesar de las promesas de las autoridades, siendo utilizado en México contra periodistas y defensores de derechos humanos. Esto es lo que determinó la ONG mexicana R3Despecializada en la defensa de las libertades digitales.

Esta no es la primera vez que las autoridades mexicanas son acusadas de abusar de Pegasus. Ya en 2017, se encontraron en los teléfonos de periodistas, abogados o figuras políticas, mensajes trampa destinados a causar una infección por este software capaz de absorber todo el contenido de un teléfono, sin que se detectara una infección. probado. Esta vez, R3D recuperó la evidencia física directamente de los teléfonos de las víctimas. con la ayuda del Citizen Lab de la Universidad de Torontoque es un referente en detección y análisis de spyware.

Lea también el archivo (2017): En México, el poder acusado de espiar a periodistas

Dos periodistas preocupados y un activista

Se han identificado tres nuevas víctimas. Entre ellos se encuentra Raymundo Ramos Vázquez, cuyo teléfono fue hackeado al menos tres veces en agosto y septiembre de 2020. Este defensor de derechos humanos ha trabajado durante años en los abusos del ejército mexicano y estos hechos se produjeron poco después de que hablara públicamente sobre la participación del ejército en la muerte de tres civiles. Citizen Lab señala que durante el período en que su teléfono fue infectado, Vásquez estuvo en contacto regular con numerosas asociaciones y organizaciones internacionales especializadas en la defensa de los derechos humanos.

La segunda víctima recién identificada es Ricardo Raphael. Este periodista también fue hackeado tres veces: en 2019, mientras promocionaba su libro sobre el cartel de Los Zetas; y en 2020 tras haber denunciado públicamente los excesos y fracasos de las autoridades en la lucha contra los cárteles. En R3D, explicó que se había dado cuenta, en 2022, de que se habían enviado fragmentos de sus conversaciones privadas a algunos de sus interlocutores, sin duda para desacreditarlo.

READ  Mundial 2022: México y Estados Unidos clasifican

Una tercera víctima, un periodista animal politicofue encontrada, pero su identidad se mantiene en secreto » Por razones de seguridad «. Su teléfono se infectó el día que se publicó un artículo sobre abusos a los derechos humanos por parte del ejército mexicano.

Lea también: Artículo reservado para nuestros suscriptores «Los spyware son herramientas muy peligrosas y devastadoras»: confiesa Guilhem Giraud, ex oficial de inteligencia

El gobierno mexicano sospecha

Dadas las identidades de las víctimas, la naturaleza de su actividad, pero también el hecho de que este software espía solo lo vende a los gobiernos su creador, la empresa israelí NSO Group, las autoridades mexicanas son los principales sospechosos de estos ataques. Citizen Lab señala, sin embargo, que » en algunos casos «también interés «para los cárteles»sugiriendo una doble desviación de la herramienta.

Preguntado por Reuters, NSO Group dijo que no podía comentar sobre el caso debido a la falta de datos en su poder. La empresa explicó que podría rescindir los contratos de sus clientes en caso de mal uso de su herramienta.

México es el primer país cuyo mal uso de Pegasus se documenta desde 2017: los teléfonos de periodistas, abogados, políticos, activistas y defensores de derechos humanos fueron atacados. En 2021, el equipo editorial de «Proyecto Pegaso»de la que formó parte El mundoreveló queparte importante de la comitiva del actual presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, entonces al frente de la oposición, había sido seleccionado para una posible vigilancia de spyware. Además de esta dirección puramente política, Pegasus apuntó a sectores enteros de la sociedad civil mexicana.

READ  Javier Duarte. Muere en accidente el fiscal que lideró una investigación contra el exgobernador

Estos nuevos casos de infección por la herramienta de monitoreo NSO seguramente reavivarán la polémica. Sobre todo porque, en varias ocasiones tras su elección en 2018, Andrés Manuel López Obrador se desmarcó de su antecesor al pretender renunciar a Pegasus y a la vigilancia ilegal.

Lea también: Artículo reservado para nuestros suscriptores “Caso Pegasus”: un año después, el ocaso del Grupo NSO

El mundo

Angélica Bracamonte

"Practicante de comida incurable. Amigo de los animales en todas partes. Especialista en Internet. Nerd de la cultura pop".

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar