Economía

En México, la memoria de la herencia cristiana a debate

Un pueblo tranquilo a 2,000 metros sobre el nivel del mar, enclavado entre los cráteres humeantes de la Sierra Nevada, a dos horas de la Ciudad de México. Este 9 de agosto Tlaxcala está de fiesta. Hombres enmascarados, con plumas y vestidos con ropas coloridas, bailan en el patio de la Catedral de Notre-Dame-de-l’Assomption. La ciudad celebra la inclusión del edificio como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Desde 1994, la lista de la organización incluye los primeros monasterios del siglo XVIy siglo construido en las faldas del volcán Popocatepetl, que carecía del complejo franciscano construido en la década de 1530. “Tlaxcala fue la primera diócesis del país en 1525, indica don Julio César Salcedo, su actual obispo. Es uno de los primeros centros de evangelización de los pueblos originarios de este continente. » El registro del sitio ante la Unesco se produce en el año del 500 aniversario de la conquista española.

Emblema de evangelización y mestizaje

Y no es un peligro. México ahora cuestiona su memoria colectiva, entre su pasado colonial y el deseo de resaltar sus raíces amerindias. “No veo contradicción, porque Tlaxcala es precisamente la cuna del mestizaje mexicano, defiende Aldo Hernández, profesor de la Universidad Nacional Autónoma de México. La ciudad está marcada por un fuerte sincretismo popular. »

→ ANÁLISIS. «Resistencia indígena»: México ofrece otro relato de la historia de los conquistadores

«La catedral representa la combinación del estilo español y el arte mesoamericano», destaca el arquitecto Gelvin Xochitemo, del Instituto Nacional de Antropología e Historia (Inah). En su interior se encuentra la pila bautismal donde se bautizaban los señores indígenas de Tlaxcala; estos enemigos de los aztecas se aliaron con el conquistador Hernán Cortés cuando llegó en 1519. El lugar es el símbolo de estas dos culturas. “La fe indígena que sorprendió a los españoles y la fe de los franciscanos se unieron para construir este complejo y desarrollar la nueva sociedad cristiana de América”, explica Dom Salcedo.

READ  Verstappen consigue la primera pole del año por delante de Hamilton

El año del 500 aniversario de la conquista

Ese pasado difícil de asumir, ese mestizaje cultural y la memoria de la evangelización, la nación conmemoró el 13 de agosto. Recordó la caída de Tenochtitlan, capital del Imperio Azteca, hace quinientos años. Así, en la plaza central de la Ciudad de México, los restos de los templos aztecas aún desafían a la imponente catedral. “En lugar de hablar de la caída de Tenochtitlan en 1521, como siempre nos han enseñado, hoy estamos hablando de 500 años de resistencia indígena”, detalla Aldo Hernández.

La disputa conmemorativa sacude símbolos como la estatua de Cristóbal Colón en la Ciudad de México, derribada mientras los nombres de los conquistadores son retirados de las calles. Una política encabezada por la alcaldesa de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, y el presidente del país, Andrés Manuel López Obrador. Ha pedido en repetidas ocasiones a España y al Vaticano una disculpa por la colonización.

“Ciertas personalidades, incluido el presidente, critican la evangelización, observa el escritor Enrique Ortiz, autor del libro Las Águilas de Tenochtitlan. Para ellos, la evangelización es solo la imposición de una cultura por la destrucción de otra, el trabajo forzado de los lugareños. La tendencia es a reinterpretar la historia. »

Un país en medio de un debate ideológico

Sin embargo, con la decisión de la Unesco, son precisamente los frailes franciscanos, protectores de los indígenas, quienes son honrados en el centro del debate ideológico que agita al país. Las controversias sobre la acusación de traición a los tlaxcaltecas o sobre la crueldad de los colonizadores españoles se oponen a los mexicanos según su sensibilidad.

READ  "De cara al mundo": análisis internacional de Onda Madrid | reloj

“El hecho de que el presidente envíe una carta al Rey de España y al Vaticano permite, queramos o no, desentrañar una historia que se nos impidió cuestionar”. pone José Vicente de la Rosa, director del Inah, en referencia a las décadas en las que el tema de los pueblos indígenas era secundario. De hecho, el país tiende a reconocer la riqueza de su mestizaje. «Tlaxcala es tu emblema», se regocija el arquitecto Gelvin Xochitemo.

————-

«Los franciscanos se ganaron el cariño de los tlaxcaltecas»

Hermano Miguel Ángel Berrocali,Franciscano de Tlaxcala (México)

“Al llegar a México, los franciscanos participaron de un nuevo capítulo del país y del continente americano. Su fe influyó en la cultura religiosa del México actual a través de la humildad y la caridad. Los hermanos evangelizaron y enseñaron a nuestros antepasados ​​mesoamericanos el arte europeo de la época. La conquista de los franciscanos es haber conquistado la confianza y el cariño
de los tlaxcaltecas para promover la religión a raíz de la obra de San Francisco de Asís. »

Prudencia Febo

"Explorador. Entusiasta de la cerveza. Geek del alcohol. Gurú de Internet sutilmente encantador. Erudito de la web en general".

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar