Ciencias

En Brasil, cannabis medicinal en versión artesanal

Las plantas de marihuana crecen en lo alto de una finca a pleno sol, en una región montañosa cerca de Río: nada que ver con el narcotráfico, pertenecen a una ONG pionera en Brasil en la producción de marihuana medicinal.

Para llegar a la finca desde Río de Janeiro, debe conducir dos horas y luego seguir un camino de tierra sinuoso.

Al ingresar, no hay señales externas que sugieran que se cultiven 2.000 plantas de cannabis allí para aliviar a los pacientes con autismo severo, esclerosis múltiple o epilepsia.

Margarete Brito, fundadora de Apepi, frente a un refrigerador con aceites de cannabis para uso médico, 9 de septiembre de 2021 en Río de Janeiro (AFP – MAURO PIMENTEL)

Y con razón: este tipo de plantación no está autorizada por la ley brasileña, y la asociación se beneficia de una exención especial por orden judicial.

“Si seguimos estrictamente la legislación, nada nos autoriza a hacer esto”, admite a AFP Margarete Brito, fundadora de Apepi, una asociación que produce aceites terapéuticos artesanales.

La siembra de marihuana sigue siendo ilegal en Brasil, pero la Sra. Brito y su esposo, Marcos Langenbach, obtuvieron en 2016 una autorización judicial sin precedentes para cultivar esta planta a fin de aliviar las detenciones de su hija Sofía, que ahora tiene 12 años.

Plantas de cannabis para uso medicinal en la finca de la asociación Apepi, 9 de septiembre de 2021 en Paty do Alferes, cerca de Río de Janeiro, Brasil (AFP - MAURO PIMENTEL)

Plantas de cannabis para uso medicinal en la finca de la asociación Apepi, 9 de septiembre de 2021 en Paty do Alferes, cerca de Río de Janeiro, Brasil (AFP – MAURO PIMENTEL)

“En 2013, vimos en Facebook la historia de una niña con epilepsia que tomaba medicamentos y se veía bien. Y aunque es ilegal, trajo “aceite de cannabis a Brasil”, admite.

READ  Prueba psicológica | Lo que mires primero en esta imagen revelará aspectos ocultos de tu personalidad | Facebook | Desafío viral | Tendencias | Desafío | viral | nnda nnrt | FUERA DE

“Al principio no hizo una gran diferencia, porque era aceite industrial. Pero luego descubrimos que un aceite artesanal, elaborado con toda la planta, funcionaba mejor. Luego aprendimos a cultivar cannabis ”, dice este abogado en formación.

– Cercas eléctricas –

En el terreno protegido por alambre de púas y cercas eléctricas, un agrónomo pasa entre los pies que crecen en grandes macetas negras, a lo largo de los platos donde podemos leer el nombre de cada variedad: Purple Wreck, Schanti, Doctor, Harle Tsu, Solar, CBG. .

Plantas de cannabis para uso medicinal en la finca de la asociación Apepi, 9 de septiembre de 2021 en Paty do Alferes, cerca de Río de Janeiro, Brasil (AFP - MAURO PIMENTEL)

Plantas de cannabis para uso medicinal en la finca de la asociación Apepi, 9 de septiembre de 2021 en Paty do Alferes, cerca de Río de Janeiro, Brasil (AFP – MAURO PIMENTEL)

Suficiente para producir aceites terapéuticos que satisfagan las necesidades de cada paciente, con niveles más o menos elevados de sustancias como el CBD (cannabidiol), no psicotrópicos y con propiedades relajantes.

Con un microscopio de bolsillo, examina cada pie para evaluar el momento óptimo para cosechar.

En abril, policías armados invadieron la finca, junto con perros rastreadores, luego de recibir un soplo de una persona que había venido a trabajar en la renovación del laboratorio.

“Mucha gente tiene prejuicios. Les explicamos a todos cómo funciona nuestro proyecto, pero esta persona creyó que éramos narcotraficantes y nos denunció ”, dice Manoel Caetano, gerente de la finca.

Cannabis para uso medicinal en la finca de la asociación Apepi, 9 de septiembre de 2021 en Paty do Alferes, cerca de Río de Janeiro, Brasil (AFP - MAURO PIMENTEL)

Cannabis para uso medicinal en la finca de la asociación Apepi, 9 de septiembre de 2021 en Paty do Alferes, cerca de Río de Janeiro, Brasil (AFP – MAURO PIMENTEL)

Al final, cuando la policía se dio cuenta de que se trataba de una plantación de cannabis medicinal, terminaron su búsqueda.

READ  Hubert Reeves invitado por el Espace des Sciences de Bretagne en Rennes en directo en Youtube

“Incluso se disculparon, porque saben que tenemos una verdadera legitimidad social. Esto es lo que nos protege ”, dice Margarete Brito, cuya asociación ha establecido alianzas con instituciones científicas de renombre, como la Fundación Fiocruz o la Universidad Estatal de Campinas.

– Más accesibilidad –

Durante la pandemia, Apepi multiplicó su membresía por cinco, de 300 a 1.500 miembros en menos de dos años.

Aceite de cannabis para uso medicinal en la finca de la asociación Apepi, 9 de septiembre de 2021 en Paty do Alferes, cerca de Río de Janeiro, Brasil (AFP - MAURO PIMENTEL)

Aceite de cannabis para uso medicinal en la finca de la asociación Apepi, 9 de septiembre de 2021 en Paty do Alferes, cerca de Río de Janeiro, Brasil (AFP – MAURO PIMENTEL)

Entre ellos, Gabriel Guerra, de 19 años, tiene una forma grave de autismo y parálisis cerebral. Cuando tenía ocho años, tenía 60 convulsiones al día.

“Pero cuando empezó a tomar aceite artesanal, unas gotas tres veces al día, estos ataques cesaron. Ahora es más independiente ”, explica su padre, Ricardo Guerra.

Gracias a la asociación, los productos son mucho más accesibles: 150 reales (unos 25 euros) por botella de 30 ml, mientras que los productos importados se venden por 600 a 3.000 reales (97 a 480 euros).

Ricardo Guerra regala gotas de aceite de cannabis para uso médico a su hijo Gabriel Guerra (c), quien sufre de autismo severo y parálisis cerebral, el 20 de septiembre de 2021 en Río de Janeiro (AFP - Carl de Souza)

Ricardo Guerra regala gotas de aceite de cannabis para uso médico a su hijo Gabriel Guerra (c), quien sufre de autismo severo y parálisis cerebral, el 20 de septiembre de 2021 en Río de Janeiro (AFP – Carl de Souza)

Apepi está esperando una nueva decisión judicial que podría permitirle aumentar su producción a 10,000 pies a partir del próximo año.

Pero la asociación no se hace muchas ilusiones sobre una inminente legalización del cannabis medicinal: el presidente Jair Bolsonaro ya ha indicado que vetaría un proyecto de ley que está siendo considerado en el Parlamento.

READ  Los exoplanetas más prometedores en busca de vida

Prudencia Febo

"Explorador. Entusiasta de la cerveza. Geek del alcohol. Gurú de Internet sutilmente encantador. Erudito de la web en general".

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar