Mundo

dos presidentes, una política exterior

ANÁLISIS – Proteccionista y aislacionista, el presidente estadounidense no se diferencia radicalmente de su predecesor. Para disgusto de sus socios extranjeros.

El estilo ha cambiado, menos sustancia. Menos de nueve meses después de asumir el cargo, Joe Biden no rompió radicalmente con la política exterior liderada por Donald Trump. Proteccionista, aislacionista, tratando a sus aliados con arrogancia, el sonriente Joe Biden resultó ser un presidente mucho menos diferente de su predecesor de lo que esperaban sus homólogos extranjeros.

A lo largo de los meses, desde China a Afganistán, pasando por Cuba e Irán, ha aparecido una curiosa continuidad entre las dos administraciones, mal enmascarada por un lenguaje más civilizado y métodos más clásicos.

En la superficie, los dos presidentes evolucionan de formas radicalmente diferentes en el escenario internacional. Más cortés, más sonriente, más cálido que su predecesor, Biden cultiva un estilo mucho más refinado. No más mensajes provocativos en Twitter, o salidas estrepitosas en cumbres internacionales, encuentros sorpresa con autócratas o enfados entre

Este artículo es solo para suscriptores. Te queda un 79% para averiguarlo.

La libertad también está llegando al final de un debate.

Continúa leyendo tu artículo por 1 € el primer mes

¿Ya te registraste?
iniciar sesión

READ  La distancia se estrecha entre Keiko Fujimori y Pedro Castillo

Eugènia Mansilla

"Jugador. Aficionado a las redes sociales. Aspirante a especialista web. Fanático de la cerveza. Comunicador. Emprendedor. Friki zombi malvado. Fanático apasionado de la televisión. Entusiasta del tocino incurable".

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar