Mundo

cuando el único canal de televisión independiente ruso resurja de las cenizas

Dozhd TV reanudó la transmisión de programas el lunes. Este canal, la última voz independiente y crítica de la televisión rusa, había sido censurado al comienzo de la guerra en Ucrania. Su regreso es una señal importante para demostrar que pueden existir voces disidentes a pesar de la guerra contra la libertad de prensa de Vladimir Putin.

en el menú : un reportaje sobre la ciudad ucraniana de Boutcha –descrita por el presentador como “el símbolo de los crímenes de guerra del ejército ruso”–, una entrevista con el cineasta y opositor a Vladimir Putin, Kirill Serebrennikov, y un debate sobre la cooperación chino-rusa durante la “guerra en Ucrania».

Canal ruso Dozhd TV [prononcer Dojd, qui signifie pluie] Aunque estuvo silenciada durante casi cinco meses por la censura del Kremlin, marcó su regreso al aire el lunes 18 de julio, con una programación que aún tenía un tono anti-Putin.

exilio en riga

Pero si su línea editorial parece no haber cambiado, no todo ha vuelto a la normalidad para el único canal de noticias ruso independiente de la PAF. Primero salió de Rusia y ahora transmite desde Riga, Letonia.

Dozhd TV se ha unido a otros famosos medios de comunicación rusos.oposición como el sitio web de Meduza. “Letonia ofrece la ventaja de la proximidad a Rusia, de tener una fuerte comunidad de rusos en el exilio interesados ​​en este tipo de medios y, sobre todo, estas publicaciones independientes están aquí a salvo del brazo de censura de Moscú”, resume Joanna Szostek, una especialista en comunicación política en Rusia en la Universidad de Glasgow.

>> Para leer también en France 24: Entre el exilio y el silencio, el dilema de los artistas rusos frente a la guerra en Ucrania

Por ahora este canal no transmite mas que en youtube – todavía sin censura en Rusia – y solo por unas pocas horas por la noche. Pero el equipo directivo promete ampliar la oferta este otoño.

Sin duda, sigue siendo solo lo mínimo para Dozhd TV, pero su regreso a la vida sigue siendo «un gran evento en el pequeño mundo de los rusos liberales, la oposición a Vladimir Putin y su guerra en Ucrania», asegura Yevgeniy Golovchenko, politólogo de la Universidad. de Copenhague y especialista en el panorama mediático de los países del antiguo bloque soviético.

READ  Erdogan pide a Rusia que no invada Ucrania

La interrupción de la transmisión, apenas diez días después del inicio de la guerra en Ucrania, fue vista como uno de los símbolos más flagrantes de la vuelta de tuerca decidida por Vladimir Putin para borrar cualquier voz disidente de la PAF.

De hecho, Dozhd había decidido desde el inicio de la ofensiva «no adoptar la terminología oficial de ‘operación militar especial’, sino nombrar las cosas claramente cuando se habla de guerra», recuerda Françoise Daucé, directora de estudios de la ‘Escuela de Estudios Superiores ‘. de Ciencias Sociales y especialista en Relaciones Estado-Sociedad en Rusia.

Así, el canal cayó muy rápidamente bajo la influencia de la censura, impulsada por la aprobación, tras el estallido del conflicto, de una ley que prohíbe desacreditar al ejército mediante la publicación de «información falsa». El 3 de marzo, el equipo editorial de Dozhd decidió transmitir su último periódico, cuyos créditos finales desfilaron con el telón de fondo de la música del lago de los cisnes. Una elección no trivial: extractos del famoso ballet de Tchaikovsky a menudo se transmite como reemplazo de programas censurados durante el período soviético.

La «Cadena del Optimismo»

El cierre de Dozhd TV fue tanto más significativo cuanto que fue el único canal de televisión independiente que, desde su fundación en 2010, «sobrevivió a la deriva cada vez más autoritaria del régimen ruso», explica Jaroslava Barbieri, experta en Rusia de la Universidad de Birmingham. .

En un panorama mediático ruso donde la voz de la oposición pasa casi exclusivamente a través de los medios en línea, Dozhd TV dio la impresión de que todavía había poco espacio para el discurso independiente en la televisión. Para Françoise Daucé, ella era «la única con los medios de un verdadero canal de televisión», lo que la hacía aparecer como el único medio de la oposición que jugaba en la misma cancha que los grandes canales a las órdenes del Kremlin.

Originalmente, este canal no estaba destinado a transmitir la voz antiputiniana de esta manera. Fundada en 2010 por la periodista Natalya Sindeyeva, Dozhd TV “tenía la intención de transmitir programas culturales y de entretenimiento y no tenía vocación política”, recuerda Jaroslava Barbieri. Su lema era, y sigue siendo, la “corriente de optimismo” para la nueva clase media rusa que estaba en ascenso a fines de la década de 2000.

READ  En la frontera pakistaní, los talibanes bloquean el éxodo afgano

En cualquier caso, sus valores parecían ser compartidos en el Kremlin, donde el «joven» Dimitri Medvedev -entonces de 43 años- había sustituido temporalmente a Vladimir Putin (de 2008 a 2012). El nuevo presidente incluso elogió el tono de Dozhd TV durante una visita a las instalaciones del canal en 2011 y se suscribió de manera muy oficial a la cuenta de Twitter del joven medio.

Pero la ilusión de libertad duró poco. “El cambio de Dozhd TV a un canal más comprometido políticamente ilustra el hecho de que, bajo Vladimir Putin, era imposible que un canal independiente permaneciera neutral frente a una censura cada vez más opresiva”, dice Joanna Szostek.

Dozhd TV multiplicó las posiciones tomadas y transmitió reportajes capaces de irritar al amo del Kremlin. Así, el canal ha defendido muchas veces los derechos de los homosexuales que están lejos de ser olor a santidad con Vladimir Putin. Sus reportajes también mostraron otra realidad en Chechenia distinta a la que transmiten los medios oficiales de una región pacificada por el ejército ruso, dile al vicio.

Censurado desde 2014

Poco antes de la anexión de Crimea en 2014, el Kremlin decidió tomar medidas enérgicas contra el pequeño alborotador de la PAF, cuyas calificaciones solo aumentaron, recuerda el Diario británico The Guardian. La excusa: una pregunta hecha por un presentador para averiguar si el público pensó que durante la Segunda Guerra Mundial Stalin debería haber renunciado a Leningrado [nom de Saint-Pétersbourg sous l’ère soviétique] a los nazis para evitar cientos de miles de muertes. Era demasiado la doble provocación. Esta encuesta no solo cuestionó la versión oficial de la historia de la guerra promovida por el régimen, sino que también indagó sobre un episodio particularmente doloroso en la ciudad… donde nació Vladimir Putin, subraya Vice.

Entonces, todos esperaban la prohibición de TV Dozhd, especialmente porque el canal también se interesó un poco antes en el lujoso estilo de vida de ciertos amigos cercanos del poder. Pero Vladimir Putin no quería prohibir por completo el último canal independiente cuando todos los ojos estaban puestos en Rusia debido a los Juegos Olímpicos de Invierno.

READ  Estados Unidos declara 23 especies en extinción permanente

Power prefirió actuar de manera más encubierta. Las autoridades «limitaron su audiencia expulsándolo del cable y reduciendo su acceso a los recursos publicitarios, lo que obligó a Dozhd TV a cambiar a un modelo de suscripción», subraya Françoise Daucé.

El Kremlin se aseguró así de que Dozhd TV se convirtiera en un canal principalmente para jóvenes ejecutivos de las grandes ciudades que pueden permitirse información independiente. “El poder se ha asegurado de que la mayoría de los rusos que viven en áreas rurales o en pueblos pequeños, de hecho, no tengan más remedio que anunciarse en la televisión estatal”, señala Jaroslava Barbieri.

Por lo tanto, la audiencia de Dozhd TV ha disminuido a lo largo de los años. En 2019, “solo el 1% de los rusos encuestados por el Centro de Estudios Levada afirman ver este canal con regularidad”, subraya Joanna Szostek. Y desde 2021, también se ha colocado en el lista muy infame de «agentes extranjeros».

>>Lea también en France 24: Cómo Moscú usa el estatus de «agentes extranjeros» para hostigar a los opositores

Cuando estalló la guerra en Ucrania, TV Dozhd estaba lejos de ser un canal que pudiera pretender cambiar la opinión pública. Lo que no quiere decir que no fuera un canal lo que importa. «Dentro de la pequeña comunidad de rusos liberales, sirvió como un elemento unificador», dice Yevgeniy Golovchenko de la Universidad de Copenhague. “Estos informes y sus debates a menudo fueron retomados por otros medios de la oposición”, agrega Françoise Daucé.

En otras palabras, alimentó el debate dentro de la oposición. Para Joanna Szostek, “el hecho de que vuelva a emitir permitirá que los rusos que se oponen a la guerra se den cuenta de que no están solos y tengan acceso a reportajes serios sobre la realidad de este conflicto y sus consecuencias para Rusia”.

Eugènia Mansilla

"Jugador. Aficionado a las redes sociales. Aspirante a especialista web. Fanático de la cerveza. Comunicador. Emprendedor. Friki zombi malvado. Fanático apasionado de la televisión. Entusiasta del tocino incurable".

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar